La máquina

No todo es mate, torta de naranja y charlas. Estuvimos de ingeniería industrial.

Construimos ‘La Máquina’. Tecnología de avanzada justo abajo del ciruelo, para que nuestro amigo Esteban Gómez, conocido cariñosamente y gracias a Berni como ‘Mómez’, limpie el trigo que Arte Orgánico muele y vende en la Feria Verde Agroecológica.

Funciona así: Hay un ventilador que tira viento, claro. El viento entra a La Máquina por un hueco que tiene en el costado derecho. Mientras tanto, uno tiene que ir tirando, por otro hueco que está en la parte de arriba, el trigo con basuritas. De a poco. Las más livianas se vuelan y, gracias a la ingeniería desarrollada, el trigo limpio cae en un cajoncito y las basuritas en otro. ¡Voilà!

Aunque el nuevo sistema acelera muchísimo el proceso, la limpieza de trigo requiere tiempo y paciencia. Dedicación. Antes de pasarlo por La Máquina, está la zaranda. Y después, un rato con la cola en la silla, de separar a mano las basuritas que no se volaron. Y bueno, un poco sí. Mate, torta de naranja y charlas.

¡Maravíllense con nosotros!

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Nos mimetizamos

La Casa del Ciruelo se ha convertido en el punto de encuentro de los gatos de nuestro barrio. Pareciera que también les atrae esto de compartir. Nosotros, aunque a veces rezongamos, nos encariñamos y los vamos nombrando: Coco, Mielita, Mario, Mu, el Rubio, Tito, el doble de Tito, Camilo.

Es sabido que en la convivencia un poco nos mimetizamos. Compartimos la evidencia:

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Reconciliarnos con la creación

El sábado por la tarde comenzamos una tarea que sentíamos como deuda desde hace tiempo: reparar un poco del daño que nuestra ciudad le hace al mar.

Para eso nos unimos a nuestros amigos de la Iglesia de la Unión y al grupo local de surfistas cristianos. Juntos vivimos con alegría lo que podría parecer desagradable: recoger botellas plásticas, latas, vidrios, restos de telgopor, objetos y sustancias de dudoso carácter; luego clasificar, contabilizar, embolsar y depositar en el lugar adecuado.
Algunas de las personas que jugaban o tomaban sol en la playa se nos unieron, y otros… nos aplaudieron!
En menos de una hora reunimos una asombrosa cantidad de basura. Y decidimos volver a hacerlo. La costa es muy extensa, y una vez que se empieza… no dan ganas de parar. La amistad creció entre los participantes, y descubrimos que no es tan difícil hacer algo bueno por el prójimo, por nosotros mismos, y por este bello planeta que Dios nos confió.
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Un martes cualquiera

gente bella

Martes a la tarde. Primavera temprana, todavía fría.
Nos juntamos a hablar, a contar lo poco que tenemos y lo mucho que nos gustaría hacer con eso.
Aparecen proyectos, problemas, expectativas y deseos para lo que resta del año.
– Una reserva natural que se abra a los vecinos más humildes.
– Una casa que debe terminar de construirse.
– Un talento y oficio de artesano que podría perfeccionarse.
– Nuevas tablas para el piso roto de la casita del campo.
– Un emprendimiento familiar en pleno nacimiento.
– Un servicio a personas con adicciones, que el Estado se niega a pagar.
– El sueño de un programa de radio.
– Una pequeña plantación de vegetales saludables.
– Una editorial de altillo.
Todo eso en un grupo mínimo de amigos.
Hablamos y también oramos. Y quedamos seguros de que Dios ha oído todo, y de que comparte esos deseos.
Había algunos panes en la mesa. Algunos mates.
Poca cosa, podría pensarse.
Muchísimo en las manos de un Dios que sabe multiplicar. Y que solo pide eso: corazones buenos, capacidades comunes, fuerzas pocas, sueños muchos. Gente que se abraza para la foto y después de la foto también. Que se tiene paciencia y trata de ayudarse. Gente bella, un martes a la tarde.

Publicado en Sin categoría | 3 comentarios

Un tiempo necesario

Tiempo para encontrarnos, para hablar y hacer silencio, para jugar y pensar en cosas serias. Nos retiramos durante dos días a Paititi, a la casa en las sierras donde, una vez al año, nos detenemos y volvemos a preguntarnos qué estamos haciendo. Este año tuvimos la alegría de recibir a Mónica y a Richard Zandrino, quienes nos ayudaron a reflexionar, a escucharnos y a recuperar frescos espacios de espiritualidad. Los niños, como siempre, fueron protagonistas en muchos momentos, y junto a los viejos y los nuevos amigos, participaron en la sencilla dinámica de bendecirnos unos a otros.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Todo listo para la feria

cajoncito-feria

Es así todos los sábados a la mañana. Terminar la molienda del trigo, envasar, etiquetar y llevar a la Feria Verde Agroecológica. Una pequeña caja de alimentos saludables, y una pequeña ayuda para sanar el mundo. Porque además es crear trabajo, y cultivar relaciones, y dialogar con los feriantes, y aprender de aquellos que, desde hace años, vienen trabajando por una tierra restaurada y una economía más justa. Es un intento. Una fe que nos comprometa con la realidad. Una  espiritualidad con los pies en la tierra.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Un encuentro con René Padilla

rene-en-calvinoLa alegría de hospedar en nuestra casa a un maestro de teólogos que, además es una persona cálida y sencilla. René y su esposa Beatriz compartieron su tiempo con otros visitantes de la casa. Y también con todos aquellos que comenzaron a juntarse para conversar con ellos. Como en este café, anunciado para 15 personas, y que resultó absolutamente desbordado. ¿Qué buscaban estas personas? Lo mismo que tantos: una experiencia de fe cristiana conectada con la realidad, que resulte saludable y benigna para otros, y en lo posible, libre de alienación religiosa. Una búsqueda difícil y muchas veces solitaria, pero aliviada de tanto en tanto por el hallazgo de agua fresca, y el encuentro con otros buscadores honestos y entusiastas.

frase-rene-padilla

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario